Consejos para evitar el golpe de calor

22/07/2022

En beneficio de la salud, durante los meses de verano y cuando se registran altas temperaturas, hay que evitar la exposición directa al sol y protegerse del calor, especialmente las personas de perfiles más vulnerables, como la población infantil, embarazadas, personas mayores o con enfermedades crónicas.

Cop de calor

Con temperaturas elevadas, a menudo por encima de los 40º en algunos puntos, es necesario tomar medidas de prevención para impedir un exceso de calor que provoque deshidratación o agotamiento, ponga en peligro la salud o suponga un riesgo de agravamiento de una enfermedad crónica. Incluso, cuando la temperatura del cuerpo se incrementa de forma significativa, se puede sufrir un golpe de calor, con graves consecuencias y que requiere atención médica inmediata.

Por tanto, independientemente de que nos gusten más o menos el calor y el sol, de forma general debemos tener algunas precauciones para evitar problemas de salud como quemaduras, dermatitis, edemas, insolación, rampas, etc. Los principales consejos a tener en cuenta son los siguientes:

1) Hidratarse a menudo y refrescarse con duchas o toallas mojadas con agua. No tomar bebidas alcohólicas ni comidas muy calientes y calóricas.

2) Ventilar las viviendas por la noche, para refrescarlas, y cerrarlas durante las horas de sol. Si es necesario, recurrir a sistemas de climatización.

3) Reducir el ejercicio físico en el exterior, sobre todo durante las horas de más sol (de 12:00 a 17:00 horas), evitando la exposición directa con crema protectora, sombreros o gorras, ropa ligera y de colores claros.

Este vídeo resume los puntos principales a tener en cuenta:

Para más detalles, o en caso de sufrir algún síntoma que pueda ser causado por el exceso de calor, es necesario ponerse en contacto con los servicios médicos.